Annaé Torrealba, mis hijos son el centro de mi Universo

Con motivo del Día de las Madres, en Intervez queremos compartir algunas entrevistas de cuatro Madres del ámbito musical, culinario y deportivo.
Ellas son unas mujeres talentosas, apasionadas, luchadoras pero sobre todo unas Madres a Todo Terreno que hoy comparten con nuestros lectores sus anécdotas de vida y experiencias en la maternidad, nos referimos a: Annaé Torrealba, María Fernanda Di Giacobbe, Mercedes Grau y Yohana Sánchez.

La cantante Annaé Torrealba es una madre que le tocó experimentar algunos momentos especialmente duros. Ha tenido experiencias completamente distintas con sus tres hijos. Cada uno en su estilo ha complementado su vida. Una lágrima recorre su rostro al unísono quiebre de su voz, algo inevitable al recordar el fallecimiento de su hija de crianza “Michelle”.
“Ella, no se formó en mi vientre, pero creció en mi corazón. Es allí donde la voy a llevar para siempre. Mi segunda hija Anastasia, fue mi primera experiencia teniendo dos corazones latiendo dentro de mí y el milagro de dar vida se produjo con ella. Diego ha sido un constante aprendizaje porque es un niño con una personalidad muy firme, un dominio de la palabra asombroso y un carácter impetuoso que me pone en mi lugar algunas veces.”


¿Cuál ha sido la locura más grande que hayas hecho estando embarazada?
No sé si fue una locura, pero en mis dos embarazos baile muchísimo. Cuando estaba embarazada de Anastasia, trabajaba con una orquesta bailable y hacíamos 4 set de 45 minutos con la hora loca, trencito y cotillón. En esa época estaba de moda al compás del tambor, (yo quiero chiqui, chiqui, chiqui, chiqui.) Yo me agachaba hasta abajo y esa barriga era enorme, y todo el mundo decía esa mujer va a parir en la tarima. (Risas)
Con la barriga de Diego también baile muchísimo y tuvimos un matrimonio. Creo que 5 días antes de que Diego naciera, yo estuve hasta las 4:05 de la mañana como invitada bailando el trencito, hora loca y disfrutando mi barriga. Mis embarazos no fueron una enfermedad fueron un privilegio de Dios y de la vida.
Dolor de madre.


La pérdida de un hijo es un dolor inmenso y difícil de olvidar para cualquier madre. Annaé afirma que le sigue resultando increíble haber perdido a su hija cuando ella estaba en la flor de su vida a punto de cumplir 25 años.
“No me lo esperaba, es como antinatural que una madre tenga que enterrar a sus hijos y despedirlos cuando todavía tiene la vida por delante. Eso cambio mi perspectiva de la vida, como hija por qué sentí el dolor de madre. Me hizo entender muchas cosas del amor, que mi mamá me ha entregado durante toda su vida. Jamás, pensé que iba a tener que despedir a uno de mis hijos antes de tiempo. Eso, me ha hecho valorar mucho más la entrega y la dedicación que mi mamá ha tenido conmigo.”

¿Cuántas veces te ríes en un día?
Me río sopotocientas veces en un día. Me río sola, me río de recuerdos y de cosas que se me ocurren. Soy de las personas que baila en la calle. Soy una persona feliz relativamente, también lloro mucho, soy muy sensible. Me afectan los problemas inclusive de los hijos de los demás. Cuando uno es madre uno tiene todos los hijos del mundo, como dice la frase célebre. Pero, no podría contar cuántas veces me río en un día porque son demasiadas.

Una mentira blanca…
Todos en algún momento de nuestras vidas, por alguna razón o motivos hemos dicho una mentira para salir de un apuro. Ella no acostumbra a mentir pero esa mentira “blanca” que le dijo a su mamá fue una gran oportunidad que le abrió las puertas en la televisión.

“Un día me fui escapada para “Cuánto vale el Show” fue mi primera presentación en televisión. Le dije a mi mamá que iba a hacer un trabajo de la universidad con una de mis compañeras. Porque ella no quería que yo participará en ese concurso. Pero, cuando llegue a la casa, no me quedo más remedio que contarle. Llama a tus amigas porque gané y voy a salir en la televisión. De hecho, esa fue mi primera incursión en el mundo del espectáculo formal como tal.”

Mis hijos son el centro de mi universo. No hay nada en este planeta más importante que mis hijos. He hecho un montón de sacrificios por ellos y de ninguno me arrepiento porque todos han sido recompensado con una sonrisa, con un abrazo, con un te amo o simplemente cada vez que yo escucho de su boca que me dicen Mamá.
“No me gusta dejar las cosas para después porque la vida nunca te garantiza un después. Mi hija mayor me enseñó que ese después no siempre existe, y que no es un tema de la edad, sino de los ciclos que cuando se terminan ya no hay más tiempo para intentarlo. Entonces, la vida no se deja para después porque nadie te garantiza que hay un después.”
Torrealba nos comenta que es una madre tolerante. Las discusiones y enojos con sus hijos son muy efímeras, porque los ama demasiado.
“Aunque ellos me hagan agarrar calenteras de vez en cuando y una que otra rabieta. Yo siento un amor profundo en mi corazón.”

¿Cuál ha sido el peor error como madre, que hoy te dan risa?
Como madre he cometido muchísimos, muchísimos errores en la vida. Uno se va equivocando y va tratando de entender y de asumir. Yo, estoy en una posición en donde recuerdo lo que es ser hija. Pero ya sé lo que es ser madre y me da un equilibrio para comprender a mis hijos. Aunque tengo que formarlos y educarlos con disciplina porque el amor también es poner ese freno en el punto donde tú sabes que tus hijos están punto de irse, y eres tú el ente contralor de llevarlos a ellos a su protección, seguridad y bienestar; sin hacerlo de una forma enfermiza. Así como tú no dejas que tú hijo juegue con un cuchillo porque es peligroso. Hay momentos en los que mamá tiene que decir “No”, y hacerse la dura aunque quieres complacerlos en todos sus caprichos porque son la luz de tu vida.
“Algo que recuerdo y me da risa, lo difícil que era sacar a mis hijos del carro dormidos cuando ya están grandes y pesan mucho. Estás así como Drew Barrymore, en la película “Juntos y Revueltos” con Adam Sandler que están de Safari en África. Ella golpea sus cabezas con la puerta del auto. ¡Claro en ningún momento los golpe!, pero si llegas a trastabillar cuando ese muchacho pesa más que tu cuerpo y llevarlo dormido desde el sofá o desde el carro a su cama es todo un reto fitness. Es casi un deporte extremo.”

Entrevista: Atahualpa Penzo @atapenzo 
Edición: Berki Altuve @termoneitos
Diagramación: María Victoria González @gonzalezmariavicky 
Producción y dirección: Eduardo González @edoyanes
Redes sociales: Janeth Yanes @janeth_yanes
Concepto y contenido exclusivo de Intervez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud