TARBAY lanza su nueva colección Caranta Maura

La marca hace honor a la historia de la Isla de Margarita y a sus raíces con su nueva colección Caranta Maura

El 22 de septiembre se dio a conocer la más reciente colección de TARBAY, cuyo nombre viene del dialecto Guaiquerí y quiere decir Gran Bahía. De este modo se le conocía a la Playa La Guardia, una extensión de 27km de costa que hoy es la principal zona de pesca artesanal en la Isla.

Este nombre hace honor al viaje que emprendían los Guaiqueríes hacia lo nuevo-desconocido, desde el oriente hacia el occidente de la Gran Bahía en la época pre colombina. Por esto, TARBAY se embarca en este mismo viaje que los lleva desde su presente hacia su futuro.

La colección está compuesta de rasgos fundamentales de la Isla y de la marca, con colores que evocan el mar y su brillo, las piedras- gemas y perlas, la naturaleza verde, los colores vibrantes, la piel dorada, el cielo con sus matices y la transcendencia de su historia.

Caranta Maura es un recorrido que se vivirá a través de tres entregas. La primera, que ya podemos encontrar en sus boutiques, hace honor al Mar y sus Esculturas, esta fue diseñada en el proceso de visualizar el corazón de la marca y descubrir su esencia, por lo que se compone por una amplia selección de joyería en perlas, tonos crudos, dorados y tierra.

En este primer drop sobre el Mar y sus Esculturas, podremos ver diferentes sandalias flat y altas tanto abiertas como cerradas, al igual que indumentaria en colores neutros que hacen el lienzo perfecto para la joyería. Además de los nuevos modelos y colores de su línea TARBAY Gossypium llegan los nuevos bolsos Warao elaborados en alianza con la Fundación Tierra Viva.

La segunda cápsula, que veremos a mediados de octubre, lleva el nombre de Universo Verde Marino, esta fue inspirada en el descubrimiento de la naturaleza luminosa que nos rodea. Llegará con un conjunto de piezas que otorgan la sensación de cercanía a lo natural elaboradas en materiales nobles de tonalidades marrones, verdes y negras. 

Por último, en el mes de noviembre, encontraremos Brillos y Contrastes, una capsula destinada al descubrimiento de la luz y el color más allá de nuestros ojos y sentidos. Estará compuesta por el color rojo que recuerda la piel cobriza de los antepasados isleños – los guaiqueríes – que usaban este llamativo color como símbolo de opulencia y celebración, junto al azul turquesa del mar que trasciende hacia los cielos rojizos que anuncian la llegada de un nuevo día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud