En navidad lo ideal es tener un equilibrio emocional

Le consultamos a la especialista María Antonia López dos interrogantes para saber si se puede estar todo el mes de diciembre feliz y cómo hacer para tener una mejor actitud.

¿Hasta qué punto es bueno estar durante toda esta temporada navideña alegre o sonriendo, sin sentir molestia o tristeza?

Cada ser humano es único e irrepetible y la percepción, para cada persona es diferente, tanto la respuesta emocional, como conductual será distinta, dependiendo de lo que haya vivido. Hay que evitar la represión y saber también que todas las emociones en exceso no son lo más convenientes.
Por ejemplo, si una persona está alegre todo el tiempo, tan feliz que ni duerme, entonces está en una fase maníaca. Al igual, si una persona está muy triste, tan triste que no para de llorar, se siente muy mal y se quiere morir, eso tampoco está bien.

Sí tengo tristeza en exceso, miedos en exceso y alegría también exceso, entonces hay que ver qué está pasando con esas emociones. Ver si la persona no está perdiendo contacto con la realidad o teniendo una depresión o un trastorno de ansiedad.

El miedo, la rabia, la tristeza, la alegría y hasta el amor en exceso es contraproducente. Porque si tú amas demasiado y dejas de vivir tu vida para dedicarte a otra persona, lo más seguro es que afecte negativamente la relación.
Hay que tener un equilibrio emocional, aplicar la inteligencia emocional de cómo llevar las emociones de una manera más adecuada y adaptativa.

¿Qué podríamos hacer para conseguir ese balance o equilibrio emocional en navidad?

Sentir agradecimiento en navidad, y sobre todo calma. Es primordial tener fe. Dejar de sentir miedo o tratar de controlar ese miedo y tristeza. Buscar ayuda si creemos que la necesitamos.

En cuanto a lo material, pudimos haber perdido algunas cosas, pero tenemos otras. Vamos a enfocarnos en esas que aún tenemos y no en las que perdimos. Las cosas materiales van y vienen, lo importante es la esencia de lo que tienes en tu corazón y el alma.

También es importante bajar las expectativas, si el año pasado hiciste 100 hallacas, este año hace menos o solo haces bollitos, pero los comes y compartes con tus seres cercanos. Y tal vez este año no podrás dar los regalos que acostumbrabas a dar, es el momento de disfrutar de las cosas pequeñas, el amor es conducta, puedes manifestar ese amor de muchas maneras.

En el área afectiva de los seres queridos, es necesario entender que el ser humano se puede recuperar con el tiempo de las perdidas que haya tenido, pues a pesar de ser difícil, la muerte es parte de la vida y somos seres resilientes. Ante cada adversidad siempre vamos a encontrar la forma de afrontar cada situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *