Alberto Veloz – Periodista Gastronómico / Cronista

Un verdadero “hallacadicto” y amante del Pesebre.

La época de Navidad para Alberto significa paz, alegría y familia. Expresó que serán unas navidades en el más estricto ámbito familiar, más cercanas y también bastante tristes por la ausencia de los seres queridos que se vieron en la necesidad de emigrar.

«Mi tradición de toda la vida es hacer el pesebre, anteriormente lo hacía bastante grande, con montañas, desiertos, muchas casitas y figuras alegóricas. Actualmente me limito a colocar las figuras centrales: El Niño Jesús, la Virgen María, San José, la mula y el buey y no pueden faltar los tres reyes magos Melchor, Gaspar y Baltazar y un Ángel Custodio.

Como superstición o tradición importada siempre lo primero que como después de las 12:00 de la medianoche del 31 de diciembre son lentejas, supuestamente auguran un año de abundancia económica. Posterior a eso no tengo ningún protocolo. Nunca me he adherido a la tradición de las 12 uvas, siempre me atraganto y si tienen semillas menos todavía.»

Tu comida infaltable:
Hallaca por encima de todo acompañada de ensalada de gallina, lo demás puede faltar, pero la hallaca nunca, soy un “hallacadicto” irremediable. Me encanta probar distintas hallacas de todas las procedencias, estilos y cocineros.

Tu música preferida:
Todas las músicas de Navidad, aguinaldos, parrandas y villancicos. Menos las gaitas, no me gusta la gaita maracucha, marabina o maracaibera que es idéntica en todas sus composiciones.

Lo que más te gusta y divierte:
Asistir a la Santa Misa del 24 de diciembre, soy católico practicante, recibir regalos del Niño Jesús, pero cada año traen menos regalos, debe ser por la inflación.

También comer muchas hallacas con ensalada de gallina y un buen pan de jamón. Me encanta toda la temporada navideña porque desayuno con bollos a los cuales les pongo mantequilla para que se derrita con el calor.

Cuando era más joven me divertía mucho tomar licor, pero ya no ingiero bebidas sino lo mínimo y por lo tanto no me llama la atención. También voy a la Santa Misa del 31 de diciembre, pero esa es a las 9:00 de la noche, por lo que generalmente recibo el año en mi casa.

La navidad en la casa de Alberto arranca los primeros días de diciembre cuando coloca el nacimiento, junto con algunos adornos alusivos: velas, centros de mesa con hojas de Navidad, ángeles, etc. Todo se quita y guarda después del Día de Reyes en enero. Se identifica más con el pesebre, pues como él mismo lo enfatiza le rinde culto por su tradición católica. No coloca arbolitos, ni medias guindando, ni coronas, ni nada que ver con San Nicolás, porque no es de su gusto. «Lo más cercano a eso, es que coloco varias velas en diferentes lugares. Soy muy latino en mis gustos y por extensión en adornos y similares».

Las fechas que más disfruta son el 24, 25 y 31 de diciembre así como el 01 de enero. «Trato de pasarlo lo mejor posible. Por supuesto siempre comiendo hallacas porque no me canso nunca. Repito soy hallacadicto”.

  • Stefany Hernández: Su navidad de 1993 es inolvidable, pues recibió su primera bici.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *