Una vitrectomía a tiempo puede salvar la visión de pacientes

Afecciones renales  y cardíacas favorecen infecciones  en el globo ocular, que pueden conducir a ceguera irreversible, según advierte Martin Serrano, especialista del GMSP

La infección tras traumatismos o cirugía del ojo, como la de cataratas, se denomina endoftalmitis, una severa inflamación interna de este órgano, que debe ser tratada con antibióticos y cirugía en el menor tiempo posible, para evitar la pérdida de la visión del paciente. 

El oftalmólogo Martín Serrano Siso, del Grupo Médico Santa Paula (GMSP) explica que esta afección es considerada una urgencia médica, debido a las consecuencias que puede tener en la facultad visual de una persona e, incluso,  puede ocasionar la muerte si el agente infeccioso que la ocasionó se extiende al resto del organismo. 

“Un paciente puede recuperar su visión al 100% si se trata la endoftalmitis lo antes posible. El tratamiento consiste en la aplicación de antibióticos intravitreos, es decir, la inyección de medicamentos dentro del globo ocular y la realización de una vitrectomía, o  remoción del humor vítreo con la extracción de estos agentes infecciosos que pueden ser  bacterias u hongos”, señala Serrano. 

El especialista en cirugía de retina y vítreo afirma que hay endoftalmitis exógena, ocasionada por traumatismo o tras una operación ocular; o endógena, cuando el paciente tiene una infección en su cuerpo que también alcanza o se extiende a los ojos.

El segundo tipo de esta afección ocular es más frecuente en personas con enfermedades renales que se dializan o que tienen catéteres, incluyendo quienes padecen afecciones cardíacas. 

Serrano explica que menos del 1% de los pacientes que se operan de cataratas pueden llegar a padecer endoftalmitis, a la vez que señala que realizarse una cirugía con las condiciones asépticas adecuadas disminuye el riesgo de contraer una infección en el ojo. 

Urgencias oftalmológicas

El especialista señala que la Unidad de Oftalmología del GMSP cuenta con personal especializado y equipos modernos y de tecnología de avanzada,  para atender emergencias oftalmológicas como: endoftalmitis, traumatismos oculares abiertos (heridas perforante o rupturas),  desprendimientos de retina regmatógeno o asociados a diabetes, presencia de hemorragias intraoculares y glaucomas no controlados médicamente. 

“En este tipo de casos se requiere una atención inmediata. En las urgencias de medicina general, un paciente puede perder la vida si no se atiende a tiempo, y en oftalmología hay  procedimientos urgentes en los que las consecuencias son irreversibles si no se tratan rápidamente, porque la persona puede perder la visión totalmente”, explica Serrano.

A diferencia de otras instituciones especializadas en ojos y cirugías oculares, el GMSP brinda a los pacientes la ventaja de contar con “soporte vital” ante cualquier complicación. “Si una persona, por su condición de base, por ejemplo, un diabético complicado o con afecciones cardiovasculares, necesita los cuidados de Terapia Intensiva, puede acudir al GMSP, pues este centro cuenta con 11 camas. La clínica también está capacitada para atender a pacientes de cuidados intermedios”, indica Serrano.

Oftalmología especializada

En el transcurso del año, se han realizado en el GMSP más de 50 cirugías electivas y de emergencia en la Unidad de Oftalmología, la cual cuenta con especialistas en el área de cirugía ocular, de retina y vítreo, así como atención por traumatismos.

Además, en los consultorios disponen de equipos para hacer estudios especializados y aplicación de láser para diversos casos. 

En ocasión de la semana del Oftalmólogo, este jueves 8 de octubre, el GMSP realizará una transmisión en vivo a través de su canal YouTube, abordando temas de interés relacionados con la visión. Los interesados podrán conectarse al medio a las 5.00 pm

@grupomedicosp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *