Embarazadas deben seguir régimen de control prenatal

Infecciones urinarias de las madres aumentan los ingresos de recién nacidos a las unidades de cuidados intensivos

De cada 10 mujeres que dan a luz, 3 presentan infecciones urinarias, situación que implica riesgos para el recién nacido si dicha infección se mantiene al momento del parto.

El embarazo de alto riesgo puede llevar al recién nacido a requerir atención especial, y por ello, su obligatorio ingreso a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales o lo que se conoce como UCIN. Las razones más frecuentes de este tipo de hospitalización son porque la madre sufre de infección urinaria al momento de parto.

Así lo sostiene el neonatólogo Gerardo Pérez, jefe de la Unidad de Neonatología del Grupo Médico Santa Paula (GMSP) quien explica que, de cada 10 mujeres que ingresan a dar a luz 3 presentan  infección urinaria al momento del parto, razón por la que el recién nacido corre el riesgo de presentar complicaciones por sepsis neonatal.

Advierte que el ingreso potencial de un bebé a la UCIN también puede darse cuando existen riesgos maternos tales como obesidad, hipertensión, o que sufran de hipotiroidismo; cuando ingresan con infecciones virales e incluso, cuando el bebé viene con más de 4 kilos de peso o cuando se trata de embarazo múltiple.

“Las mujeres embarazadas en edad extremas, es decir menores de 20 años y mayores de 35 años, también califican como portadoras de riesgo para su bebé y pueden requerir los servicios de la UCI neonatal. Menos frecuentes son los casos de madres que dan a luz con neumonía, varicela e incluso Covid-19, enfermedad que va en aumento en nuestra población por la gran capacidad de diseminarse dicho virus.”

Pérez señala que, el periodo neonatal de todo recién nacido (0-28 días de vida) es de suma importancia, pues en ese tiempo se puede dar un diagnóstico y mejorar el pronóstico de ese niño a largo plazo, pudiendo iniciar el tratamiento precoz de muchos problemas que pueden surgir posteriormente; “… por ello, el trabajo del equipo de especialistas  de la UCI Neonatal es garantizar una atención expedita y de calidad al neonato y, a la madre, el que se trabajará al 101% para que ese neonato salga victorioso de la hospitalización”.

El especialista en neonatología destaca que, en los últimos meses se ha visto reducido el caso de pacientes en la UCI Neonatal y lo relaciona con los beneficios que ha traído la pandemia. “Ciertamente el confinamiento ha hecho que las madres cumplan su reposo en el último trimestre de embarazo, evitando las compras y caminatas de los últimos meses, que en muchas ocasiones motivan el adelanto de los partos y, con ello, compromisos en la salud del recién nacido que debe ingresar a la UCIN”, precisa el doctor Pérez.

Una UCI Neonatal modelo en Caracas

Aunque para muchas madres, la angustia del alumbramiento pasa por la decisión de un parto natural o cesárea, la experiencia de los especialistas incluye el garantizar que, el lugar donde vaya a nacer el bebé cuente con una adecuada UCI Neonatal, para los casos en los que se requiera. Así lo asevera el doctor Gerardo Pérez, quien creó hace tres años la UCI Neonatal del GMSP,  un espacio en el que además de contar con la más alta tecnología, dispone de un equipo humano de primera línea.

“En el GMSP tenemos tecnología de punta, incubadoras, monitores, lámparas de fototerapia y una línea de ventiladores para recién nacidos, que son lo último en el mercado mundial. Gracias a la amplitud de nuestros espacios, contamos con la terapia intensiva neonatal más grande de Caracas, con capacidad funcional para 9 pacientes, 6 de ellos con ventiladores, y a distancias cada uno de 2 metros, según las normas internacionales. Sumado a ello, hemos logrado un equipo extraordinario, con personal especializado en terapia intensiva”, explica Pérez.

Entre los especialistas que conforman  la UCI Neonatal del GMSP se encuentran neonatólogos intensivistas, infectólogos, cardiólogos infantiles, radiólogos, neuropediatras intensivistas, gastropediatras, retinólogos, endocrinólogos, cirujanos pediátricos, perinatólogos, ortopedistas, neurocirujanos, además de un personal de enfermería especializado.

“En esta unidad cuidamos cada detalle, hasta la selección de nuestro equipo de camareras y de limpieza,  pues el mantenimiento de los equipos y la esterilización del área es primordial para garantizar la adecuada atención de nuestros pacientes”, precisa  el doctor Pérez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *